Jesús y los dos ladrones, ¿Una contradicción? | Francisco Alfaro

250607_10150889176147285_1089541048_n

Delimitando el problema (objeción planteada por Chris Du Pond)

Lucas dice que un ladrón injurió a Jesús mientras que Mateo y Marcos dicen que dos ladrones lo injuriaron. ¿Cómo resuelves esto? Veamos los pasajes que parecen problemáticos.

Mateo 27:44 «Lo mismo le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él»

Marcos 15:32 «El Cristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos. También los que estaban crucificados con él le injuriaban»

Lucas 23:40 «Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?»

¿Qué piensas? ¿Se puede resolver esta “contradicción”?

Consideraciones preliminares

Primero. Se nos dice que Jesús fue sentenciado a muerte en la «hora sexta» (Juan 19:14). En este caso los eruditos piensan que para este pasaje Juan utilizó la medida de tiempo romana, que iniciaba a las doce de la noche (00:00 hrs). De esta manera la hora sexta romana serían cerca de las seis de la mañana.

Segundo. Jesús fue crucificado en la «hora tercera» (Marcos 15:25). Tanto Marcos como Mateo siguen el cálculo judío para las horas, este cómputo comenzaba a partir de las seis de la mañana, por lo que la hora tercera correspondería a las nueve de la mañana (09:00 hrs).

Tercero. Cristo murió en la «hora novena» (Mateo 27:46,50; Marcos 15:34,37). De la misma manera que el punto anterior se calcula de la manera judía, arrojando las tres de la tarde (15:00 hrs.)

Cuarto. El número de ladrones que se aporta es de «dos» (Mateo 27:38; Marcos 15:27-28; Lucas 23:32-33; Juan 19:18). Los cuatro evangelios indican que fueron crucificados con él dos ladrones. Se podría objetar que los evangelios registraran solamente los dos ladrones crucificados inmediatamente al lado, a la derecha y a la izquierda, dejando abierta la posibilidad que hubiese otro ladrón en otra posición. Al leer detenidamente Lucas 23:32-33 se descarta esta posibilidad porque expresa que, aparte de Jesús, se condenaron a muerte solamente dos malhechores.

Explicación

12932651_10208258822444808_9181937322162475355_n

Ahora bien, con estas consideraciones se procede a dar la explicación:

Es correcto que junto a Jesús se crucificaron dos ladrones. Tanto en Mateo como en Marcos se registra que ambos insultaban a Jesús. Por otro lado, en Lucas se expresa que sólo uno de ellos lo injuriaba, ¿Sucedió esto al mismo tiempo? Lo más probable es que no. Los dos ladrones, así como sacerdotes, fariseos, escribas, ancianos y muchas otras personas, estuvieron insultando a Jesús desde la crucifixión, que sucedió a las nueve de la mañana (09:00 hrs), hasta el medio día (Marcos 15:28-33). Luego, no se registra qué ocurrió entre esa hora y las tres de la tarde que fue la hora de muerte de Cristo.

De esta manera algún evento pudo haber cambiado la opinión del ladrón para reconocer a Jesús como el Hijo de Dios. ¿Es esto forzar la escritura? No, porque en el mismo pasaje se observa como el centurión después de escuchar a Jesús exclamar sus últimas palabras y verle morir dijo “verdaderamente este hombre era Hijo de Dios” (Marcos 15:34,37,39) y algunos soldados que se encontraban en el Gólgota, al ver las señales que ocurrieron luego de la muerte de Jesús, también le reconocieron como el Hijo de Dios (Mateo 27:54).

Se puede concluir que, además de injuriar a Jesús, ambos ladrones también pudieron escuchar todos los insultos, burlas y muestras de menosprecio que las otras personas proferían contra Él. Jesús no pronunció palabra contra los que le decían tales cosas ni se quejó (Isaías 53:7), esto pudo causar un gran impacto en uno de los ladrones y le hizo reflexionar.

Así, en un instante en el que el uno de los malhechores insultaba a Jesús de una manera muy similar que los sacerdotes, escribas y fariseos el otro le reprendió por su irreverencia, luego se volvió a Jesús convencido de que era el Mesías expresándole “acuérdate de mí cuando vengas en tu reino” y Jesús, sin importarle lo que había dicho contra él y sin tener en cuenta sus pecados, le respondió “de cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23:39-43).

Habiendo contestado tal “contradicción” les pregunto ¿Qué aprenden ustedes de estos últimos párrafos? Tanto de la actitud de los ladrones como la de Jesús. Realmente es algo que nos debe llevar a la reflexión, revisa Isaías 53:3-11 y Juan 3:16-21.

Bibliografía

Calçada, L. (Ed.). (2008). Diccionario Bíblico Ilustrado Holman. Tennessee, Estados Unidos: B&H Publishing Group.

Keener, C.S. (2014). Comentario del contexto cultural de la Biblia: Nuevo Testamento. Texas, Estados Unidos: Editorial Mundo Hispano.

MacDonald, W. (2004). Comentario bíblico de William MacDonald: Antiguo y Nuevo Testamento. Barcelona, España: Editorial Clie.

McDowell, J. y McDowell, S. (2014). Manual para entender versículos difíciles de la Biblia. El Paso, Texas, Estados Unidos: Editorial Mundo Hispano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s